Mi arte, sale de una necesidad de conocimiento, para comprender el mundo, es una visión existencalista del hombre delante del mundo que le rodea y sobre todo un reencuentroante sí mismo, éste sí mismoactúa como espejo evidenciando la soledad ante la existencia, al mismo tiempo es un reflejo de las diferentes personalidades que consciente o inconscientemente escondemos.Asimismo reivindico este arte como un medio de expresión, en la que la creatividad y la poesía deben tener un lugar fundamental; la técnica, la forma, la expresión y el concepto son las herramientas para comunicar. Este arte viene expresado por el pensamiento que es poesía hecha forma; ésta forma ha de ser lírica.

Compositivamente utilizo una estructura central referida al círculo y a la espiral, potenciando el centro en una contracción y expansión, en la que la pieza puede girar de diferentes maneras.

Trabajo con los colores primarios que son puros y uniformes, produciendo colores secundarios que constituyen un equilibrio cromático, y con los terciarios que están desequilibrados, es decir, que constituyen en un color dominante y en uno subordinado, ese desequilibrio crea una fuerte tensión, un “deseo” dinámico de complementación o de separación.

Del conflicto entre las fuerzas opuestas emergen tensiones de diferente grado y de signo opuesto: el resultado está representado por atracciones y rechazos.

Utilizo diferentes tipos de contraste: cálido-frío; claro-oscuro y contraste de cantidades, oposición de superficies  cromáticas de distinto tamaño.

En este trabajo la forma es un elemento importante, mediante la superposición de las diferentes imágenes consigo una tercera dimensión, sin el recurso de la perspectiva. Superpongo figuras en las que en algunas sólo se traza el contorno a otras coloreadas, se genera así un espacio ideal. Por efecto de proyección hay una unidad parcialmente cubierta por otra, no basta que la unidad recortada parezca incompleta,  a de evocar el completamiento correcto. Se trata de mostrar la ocultación de manera particularmente expresiva, es así que algunos cuadros al girarlos 180 grados aparece otra imagen.

Establezco una relación entre espacio-figura, macro-microcosmos, construyendo el fondo con planos, utilizo la forma como configuración del espacio.

Sin la forma no hay expresión posible. Al mismo tiempo esta forma va unida al símbolo, utilizo la figura  metafórica y poéticamente como imagen del corazón; el corazón de la naturaleza, el corazón del mundo, el corazón del hombre; en la respuesta estética del corazón, la acción de imaginar no están separados. Es una reafirmación contra los conceptos que han propiciado la muerte del alma del mundo, porque dividen la actividad natural del corazón en percepción de hechos, e intuición de fantasías, por otra, dejándonos una serie de imágenes sin cuerpo y de cuerpo sin  imágenes: una imaginación inmaterial subjetiva escindida en un amplio mundo de hechos objetivos muertos. Un mundo sin alma no ofrece intimidad, cada objeto por definición, es desechado antes incluso de concluir su fabricación: es basura; son desperdicios desprovistos de vida. ¿Es esto el desierto de Nietzche?.El desierto de la burocracia moderna, del torpe urbanismo, de la banalidad académica, de los profesionales y los oficios sin alma; el desierto de nuestra innoble condición, el anti humanismo contemporáneo.

Mi posición está más cerca de la idea de Kunstwollen que a la de Einfühlung o teoría de la proyección sentimental, que es una extensión del principio kantiano, que propone establecer los resultados emotivos que producen las emociones orgánicas provocadas por intuiciones sensibles. En la idea de Kunstwollen la voluntad es concebida como facultad encaminada a la forma, a la relación entre el hombre y el mundo como voluntad y representación. La realidad del mundo a partir de la voluntad queda reflejada en el arte.      

(1)Texto extraido del libro de James Hillman. “El pensamiento del corazón.” Ed. Siruela.

 

 

Podeis consultar también el siguiente enlace:

 

http://joangispert.blogspot.com.es/

 

share